Actos poéticos, Literatura

No te detengas

Walt Whitman

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tu puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros “poetas muertos”,
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas …

20130316-122626.jpg

20130316-233301.jpg

Literatura, Psicoterapia

¿Son los cuentos algo más que inocentes fantasías para niños?

 

Ancho, alto y profundo es el reino de los cuentos de hadas y lleno todo él de cosas diversas: hay allí toda suerte de bestias y pájaros; mares sin riberas e incontables estrellas; belleza que embelesa y un peligro siempre presente; la alegría, lo mismo que la tristeza, son afiladas como espadas. Ancho, alto y profundo es el reino de los cuentos de hadas y lleno todo él de cosas diversas: hay allí toda suerte de bestias y pájaros; mares sin riberas e incontables estrellas; belleza que embelesa y un peligro siempre presente; la alegría, lo mismo que la tristeza, son afiladas como espadas. (J. R. R. Tolkien)

 

El joven discípulo de un sabio filósofo llegó a casa de éste y le dice:

-Oye, maestro, un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia…

-¡Espera! lo interrumpe el filósofo-. ¿Ya has hecho pasar por los tres filtros lo que vas a contarme?

… -¿Tres filtros?

-Sí. El primero es la verdad. ¿Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

-No. Lo oí comentar a unos vecinos……

-Al menos lo habrás hecho pasar por el segundo filtro, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?

-No, en realidad no. Al contrario…

-¡Ah, vaya…! El último filtro es la necesidad. ¿Es necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?

-A decir verdad, no.

-Entonces………dijo el sabio sonriendo, si no es verdadero, ni bueno ni necesario, enterrémoslo en el olvido.

Piensa en ello, si quieres…..

 

Las primeras manifestaciones literarias se memorizaban y se trasmitieron oralmente de generación en generación. Estas composiciones se difundian oralmente pues pocas personas sabían leer y escribir y su difusión tenía lugar en grupo. A través de ellas se incorpora al individuo al grupo familiar y social.

Gracias al habla se recuerdan los ascendientes, los héroes tribales, las grandes gestas del clan, se transmiten los valores y se restringen las conductas contrarias al bien común. Los relatos son arquetipos.

Un arquetipo es un modelo o ejemplo de ideas o conocimiento del cual se derivan otros tantos para modelar los pensamientos y actitudes propias de cada individuo, de cada conjunto, de cada sociedad, incluso de cada sistema. Arquetipo es un sistema de palabras, ideas, ideales, o pensamientos, que siguen una conducta regular, envueltos en su propio paradigma; incluso se usan arquetipos para modelar el propio camino, para abrirse campo en un medio de ideas abstractas, poco entendibles o ininteligibles, solamente guiados por sus propios pensamientos y creencias.

El relato tiene magia. Es capaz de estremecer lo más sensible y recóndito del ser humano, mueve las fibras más inaccesibles en medio de la cotidianidad. Aunque ante la mirada infantil y superficial pareciera trivial e insignificante, para Jung,  llevado por la  filosofía oriental, el relato revela la proyección de los elementos más profundos del inconsciente colectivo de la humanidad (Ginger, 2007, p. 83).

Los relatos breves pueden servir para confirmar, modificar o cuestionar las ideas, actitudes, creencias, opiniones, comportamientos y habilidades de la gente, además de influir en su determinación o su resolución.

Para Chesterton existe la “lógica” que viene del país de las hadas –el sentido común-, y dice refiriéndose a sí mismo: “Fue en mi cuarto infantil de juegos donde aprendí mi primera y última filosofía, aquella en que creo con inquebrantable certidumbre…Me interesa un modo determinado de ver la vida que germinó en mi gracias a los cuentos infantiles, pero que desde entonces los hechos escuetos han ratificado sumisamente” (Jaramillo, 2003, p.81).

Los relatos estimulan los dos hemisferios cerebrales del neocórtex. Las palabras, la lógica interna y su expresión, se estimula el hemisferio izquierdo; por la creatividad, coherencia, símbolos y configuración de pautas que encuentran su expresión a través del tono y la emoción, se estimula el hemisferio derecho. Cognitivamente, se producen los enlaces de contenidos de dos historias, la que se cuenta la persona y la que cuenta el terapeuta, la que viene de fuera y la que sale del interior. La verosimilitud provoca la superposición de imágenes, generando la identificación (Ceberio, 2007).

El cerebro, es además,  un sistema generador de sentido que busca activamente una conclusión, un “cierre” apropiado para la experiencia; de modo que pueda consumarse la “gestalt”, la interrogante. El individuo, recuerda mejor la información incompleta cuando el mensaje se interrumpe en un momento crítico, que aquellas experiencias que hemos logrado concluir. A este fenómeno se le conoce con el nombre de efecto Zeigarnick, en honor a su descubridor Bluma Zeigarnik. O efecto Scheherezade, recordando a la mujer de “Las Mil y Una Noches” que salvó su vida del sanguinario rey Shariar a razón de mantener su atención e interés con sus relatos (Núñez, 2007, 90). Las situaciones inconclusas pueden ser postergadas y enviadas al fondo de nuestra consciencia y se van a quedar ahí un tiempo, pero tarde temprano lucharán por ser atendidas en busca de solución. Un buen ejemplo es la estrategia utilizada habitualmente al final de cada episodio de culebrones televisivos.

De esta forma, su poder curativo opera a nivel consciente e inconsciente, transmitiendo “mensajes” de forma directa e indirecta. Es la conexión con el inconsciente lo que cuestiona y perturba nuestro sentido habitual de nosotros mismos y de nuestra propia identidad, nuestras actitudes programadas, nuestros mapas rutinarios del mundo. O, por el contrario, los confirma.

Los relatos están fuera del tiempo y el espacio. Las parábolas, un koan  o una historia sufí influye los valores, actitudes y contextos contemporáneos. Los relatos permiten relacionar el pasado con el presente y proyectar en el futuro. Por esta razón, permiten revisar y anticipar el pensamiento y la acción.

Los relatos que nos hacen mella constituyen esencialmente cambios de encuadre. Igual que el mero hecho de cambiar de gafas, los relatos nos permiten contemplar la vida y la experiencia de la misma de una forma diferente.

Y aún cuando el hombre ansía la Verdad, la primera reacción ante ella es de hostilidad y de recelo. Por eso, los maestros espirituales como Buda y Jesús, idearon un recurso para eludir la oposición de sus oyentes: el relato. Ellos sabían que las palabras más cautivadoras que posee el lenguaje son: “Érase una vez…”; “En aquel tiempo…”;  y sabían también que es frecuente oponerse a una verdad, pero que es imposible resistirse a un relato. Vyasa, el autor del “Mahabharata“, dice que, si escuchas con atención un relato, nunca volverás a ser el mismo, porque el relato se introducirá en tu corazón y, como si fuera un gusano, acabará royendo todos los obstáculos que se oponen a lo divino (De Mello, 1991, p.5).

¿Son los cuentos algo más que inocentes fantasías destinadas a entretener infantes? ¿Es posible que estas maravillosas narraciones cargadas de personajes mágicos e irreales puedan aportar mensajes valiosos para los adultos? La respuesta es sí. El cuento es como un espejo mágico que nos invita a penetrar para reconocernos. Contar historias es sanador por sí mismo. Y aunque para la mayoría de nosotros el mundo de los cuentos es el de la infancia, nadie nos explicó que aquellas historias no fueron escritas para dormir a los niños, sino para despertar a los adultos.

 

 

 

Actos poéticos, Literatura, Psicoterapia

“Pasado, presente y futuro”

 

IMG_0386

 

Un hombre decidió pasar algunas semanas en un monasterio de Nepal. Cierta tarde entró en uno de los numerosos templos de la región y encontró a un monje sentado en el altar, sonriendo.

Le preguntó por qué sonreía.

“Porque entiendo el significado de los plátanos”, fue su respuesta.

Dicho esto, abrió la bolsa que llevaba, extrayendo de ella un plátano podrido.

“Esta es la vida que pasó y no fue aprovechada en el momento adecuado; ahora es demasiado tarde.”

Seguidamente, sacó de la bolsa un plátano aún verde, lo mostró y volvió a guardarlo.

“Esta es la vida que aún no sucedió, es necesario esperar el momento adecuado.”

Finalmente tomó un plátano maduro, lo peló y lo compartió con él.

“Esta es la vida en el momento presente. Aliméntate con ella y vívela sin miedos y sin culpas.”

 

Actos poéticos

Soñar la vida

“De la misma forma en que a veces es necesario callarse para escuchar lo que tienen que decir los demás, el pensamiento  mismo debe hacer silencio para poder pensar a otra cosa que a sí mismo.”

“El misterio de la vida no es un problema para resolver, es una realidad por vivirse.”

Alan Watts

Psicoterapia

¿Influyen las creencias limitantes en tu vida?

 

El primer paso para cambiar tus creencias limitantes por creencias potenciantes, es descubrir aquello que te frena y que te impide concretar en la realidad tus proyectos.

Luego, decide lo que quieres creer y elabora una lista con evidencias que apoyen tu nueva verdad o realidad mental.

Decide que pensamientos, consciente y responsablemente, formularás a partir de ahora acerca de ti, que habilidades tienes para ello y reformula tus objetivos.

Te sorprenderá todo lo que eres capaz de lograr.

Actos poéticos, Psicoterapia

Alan Watts, ser TU

 

“Aparece cada vez más que no estamos situados en mundo segmentado. Las groseras divisiones entre espíritu y naturaleza, alma y cuerpo, sujeto y objeto, son considerados cada vez más como odiosas convenciones del lenguaje. Son términos vacíos que no se aplican a un universo donde todo es interdependencia, un universo donde todo se halla en interdependencia, un universo que se presenta como un vasto complejo de relaciones sutilmente equilibradas.

La naturaleza tiene un carácter integralmente relacional, y una interferencia en un punto desencadena imprevisibles reacciones en cadena.”

Alan Watts

Las soledad es un buen lugar para encontrarse, pero uno muy malo para quedarse.
Psicoterapia

La soledad es un buen sitio para encontrarse, pero no para quedarse

Las soledad es un buen lugar para encontrarse, pero uno muy malo para quedarse.La soledad ha empezado a ser considerada un estado mental, que se asocia a otros problemas y deficiencias interpersonales. Aunque no todas las personas solitarias son depresivas, hay un porcentaje alto que presenta esta tendencia. Otras características que puntúan por encima de la media de la población son: Introversión, desconfianza, ansiedad, sensibilidad a la crítica y al rechazo.

Y es que, mientras la mayoría de nosotros, enfrentamos la negativa de un amigo a acompañarnos al cine como “esta muy ocupado” o “tiene otros planes”, las personas que además de ser solitarias presentan las características descritas en el párrafo anterior, atribuyen su negativa a un tema personal “no quiere perder tiempo conmigo” o “no soy lo suficientemente importante como para dejar sus planes”…

La soledad es un estado mental porque se explica de forma subjetiva, estamos solos porque nos cambiamos de ciudad o de trabajo, porque no conocemos a nadie interesante, simpático o tolerante como para pasar tiempo. Comparten la creencia de que podrían ser felices si se encontraran en otra situación o si conocieran a la persona “adecuada”.

Las investigaciones psicológicas que concluyen que las personas solitarias poseen características personales que les impiden conectar con los demás, no conducen a que haya que autoinculparse por la soledad. Simplemente sugieren que si las personas solitarias desean tener relaciones satisfactorias deben mirarse a sí mismas de forma realista y trabajar, solos o con ayuda de un profesional, en la tarea de cambiar esas características personales que se interponen entre ellos y sus relaciones

¿Qué tan solo te sientes?

Estas son algunas preguntas a partir de las cuales puedes tener una idea clara de la presencia de este sentimiento en tu vida.

Las siguientes afirmaciones describen como se sienten a veces las personas. Para cada afirmación, indica la frecuencia con que experimentas la sensación descrita del modo siguiente:

1 = Nunca

2 = Casi nunca

3 = A veces

4 = Siempre

  1. ¿Con que frecuencia sientes que hace tiempo que no te acercas a nadie?
  2. ¿Con qué frecuencia sientes falta de compañia?
  3. ¿Con qué frecuencia sientes que formas parte del grupo de amigos?
  4. ¿Con qué frecuencia sientes que no tienes a nadie a quien recurrir?
  5. ¿Con qué frecuencia sientes que quienes te rodean comparten tus sentimientos y tus ideas?
  6. ¿Con que frecuencia te sientes solo (a)?
  7. ¿Con que frecuencia sientes que hay personas que realmente te comprenden?
  8. ¿Con que frecuencia sientes que hay personas con las que se puede hablar?
  9. ¿Con que frecuencia sientes que tus relaciones con otros no tienen sentido?
  10. ¿Con que frecuencia “sintonizas” con la gente que te rodea?

Antes de sumar la puntuación total, deben invertirse los tantos en las siguientes preguntas 3, 5, 7, 8, 10.

La norma para hacerlo  es 1 = 4, 2 = 3, 3 = 2  y 4 = 1.

El resto 1, 2, 4, 6, 9 se cuentan 1 = nunca, 2 = casi nunca, 3 = A veces, 4 = Siempre

Una puntuación alta (que se acerca a 40) apunta a un grado alto de soledad como estado mental, y significa también que puedes revisar otros aspectos de tu vida,  para encontrar que áreas de tu personalidad están bloqueando la posibilidad de vivir disfrutando de tus relaciones.

Existe siempre la posibilidad de que un profesional evalúe el nivel de soledad que vives usando instrumentos psicométricos como la Escala de Soledad de la UCLA (University of California Los Angeles) de Daniel W. Russell, que cuentan con niveles altos de validez y confiabilidad para emitir opiniones sobre esta característica.

Psicogerontología, Tanatologia

Claudio Naranjo: la conciencia de la muerte

Si lo que aspiramos es a crear una generación que no necesite de conferencias sobre el morir y la muerte, que respete la naturaleza, que no sea destructiva, una generación completa que no tenga miedos ni negativismos, empecemos por los niños y los ancianos, durante el primer año de vida y preferentemente, durante el último año también, tocar, besar y abrazar a los bebés y cuidar el cuadrante físico. Las sociedades antiguas y primitivas sabían eso. Todas ellas cargaban a sus niños colgados de sí; y tenían un contacto físico total con ellos. Hoy en día, cuando las madres amamantan a sus hijos, no son conscientes de tocarlos, los ponen en la cuna o ponen una almohada debajo del biberón para sostenerlo y así, tener más tiempo para ver televisión.

Las personas ancianas también necesitan ser tocadas, besadas y abrazadas. Practicando el amor incondicional, la vejez deja de ser un atavismo y la muerte un temor.

Muerte, Transición y  Vida

Elisabeth Kübler-Ross

Psicoterapia

La inteligencia de los pulpos

¿Podemos penetrar en la mente de otras especies? ¿Poseen los animales una conciencia parecida a la nuestra? ¿Qué especies son «conscientes» y cuáles no? Y si lo son, ¿para qué les sirve?

Estamos en el comienzo de un viaje científico hacia el interior de la psique animal. Las respuestas a estas preguntas tendrán implicaciones trascendentes en nuestra forma de ver (y tratar) a los otros seres del planeta, permitirían además comprender mejor la naturaleza de nuestra propia mente. Podríamos empezar por deshacernos de los prejuicios antropocéntricos y aceptar la posibilidad de que la conciencia no sea una característica distintiva de la humanidad.

Psicoterapia

Terapias mente-cuerpo y salud holística

La danza o movimiento creativo como disciplina del movimiento, envuelve tanto movimiento del cuerpo como el despertar y la consciencia de la creatividad, y con esto se satisface dos necesidades humanas básicas: la de moverse y de crear. (Brehm y Kampfe, 1997)

Existen en la actualidad muchos modelos de terapia vinculadas al arte, que han dado muchos y muy buenos resultados, tanto en la salud mental como física de sus practicantes.

¿Cómo sucede esto?, en teoría la visión psico-somática de la enfermedad considera la interacción mente-cuerpo en el origen y evolución de todas las enfermedades. Gilbert (2003), por ejemplo, encontró que un 60% de las visitas al médico envuelven problemas de estrés relacionado con otros desórdenes, lo cual demuestra, en voz del mismo autor, “el carácter psicológico, psicosomático y mental como la raíz de la mayoría de las enfermedades.

El concepto holístico fue desarrollado a finales del siglo XIX y se refiere según Doclow (2002) al reconocimiento de una concepción de bienestar integral, este sirvió como base al movimiento de William James donde se atribuyen a las emociones positivas y la fe capacidades curativas. La concepción holística actual considera mente-cuerpo-emociones con tres aproximaciones:

  1. Técnicas específicas mente-cuerpo o viceversa.
  2. Ejercicios sistemáticos para el desarrollo de procesos curativos.
  3. Reconoce y reivindica la capacidad del individuo para autocurarse.

Desde esta perspectiva, los practicantes conocerán herramientas para el mejor afrontamiento de las enfermedades y los conflictos de la vida, además de auto-responsabilizarse del cuidado de la salud.

La perspectiva holística ha ido integrando con el tiempo al grupo de terapias artísticas creativas, un grupo de disciplinas especificas donde la prioridad es integrar la mente, el cuerpo y las emociones por medio de la imaginación. Y a partir de esta conexión influir sobre la enfermedad y los síntomas.

En opinión de Read (1998) las terapias artísticas creativas proponen que los estados internos son externalizados o proyectados por medio del arte, transformados en maneras de promover la salud y entonces re internalizados por el cliente. El juego es un elemento primordial que provee un lenguaje simbólico que hace la comunicación posible… Esta expresión simbólica del inconsciente se revela solo en las formas de juego (Bruner, 2000).

Las terapias artísticas contenidas en este grupo son arteterapia, danzaterapia, biblioterapia, musicoterapia, poesíaterapia y dramaterapia (Landy, 2005).

¿Cómo funcionan?

  • Musicoterapia: Es un proceso sistemático de intervención, donde el terapeuta ayuda a promover la salud usando experiencias musicales y su relación con esas fuerzas de cambio (Hanser y Mandel, 2005). Así por medio de la música se inducen pensamientos, imágenes, asociaciones placenteras, recuerdos alegres, sentimientos disfrutables y una profunda relajación. Sus efectos positivos han sido estudiado en pacientes con demencia y adultos mayores con cáncer (Sherrat, Thornton y Hatton, 2004)
  • Danzaterapia: Se basa en la idea de la relación mente-cuerpo, atribuyendo al movimiento un proceso inconsciente a través de símbolos y metáforas, los cuales reflejan aspectos de la personalidad, el participante puede construir un proceso creativo para buscar su integración emocional, cognitiva, física y social (Karkou y Sanderson, 2001). Se ha estudiado en niños, encontrando mayores niveles de autoaceptación y mejora de la autoimagen (Erfer y Ziv, 2006), en adultos mayores los beneficios incluyen mayor satisfacción de vida y mejor autoconcepto.
  • Dramaterapia: El acto creativo se realiza por medio del teatro, los ejercicios incluyen contar historias, hacer historias, hacer personajes, improvisar, juego con máscaras y títeres, juegos con arena, terapia de juego, ensayor y representaciones de teatro. La labora del terapeuta consiste en ayudar al cliente a examinar sus temperamentos, estilos afectivos, fortalezas y áreas de oportunidad como personas.
  • Expresión corporal: Es una disciplina que implica trabajo físico, mental y creativo. Se relaciona con la comunicación del ser humano y su entorno, es decir, favorece la comunicación interna y externa. Otros beneficios incluyen favorecer la creatividad, el instinto investigador, la capacidad de aprendizaje, proyección y comunicación, desarrollar actitudes abiertas, reflexivas y críticas, transformadoras y en plena evolución (Stokoe, 1967). El logro mas importante según Sheet-Johnstone (1981) es lo que el llama “pensar en movimiento”, proceso en el cual las sensaciones se vuelven movimiento y el movimiento se vuelve sensación.

Elementos todos importantes a considerar cuando además de promover la salud, se genera un espacio para accionar integralmente e influir en el bienestar integral.

Para mas información puede leerse en:

Rodríguez Barquero, Vivian. (2008). EL MEJORAMIENTO DE LA SALUD A TRAVÉS DE LA EXPRESIÓN CORPORAL: UN ENFOQUE HOLÍSTICO. Reflexiones, Sin mes, 127-137.