Bienestar Psicológico

La química de las relaciones

IMG_0689La energía no se crea ni se destruye: solo se transforma. Las relaciones en cambio, se crean, se destruyen e inevitablemente nos transforman

Ferran Ramon-Cortés

Lo que mas notoriamente falta en las relaciones que acaban separándose son los intentos de cualquiera de los miembros de reducir la tensión en una disputa. La presencia o ausencia de formas de reparar una desavenencia es una diferencia crucial entre las disputas en relaciones saludables y aquellas que finalmente acaban en rompimiento del vinculo.

En el libro “La química de las relaciones,” publicado en RBA, donde el autor Ferran Ramón-Cortés hace una larga reflexión sobre la importancia de encontrar el equilibrio emocional, sometiendo para ello todas nuestras emociones aun ejercicio de “balanza emocional”.

IMG_0691

¿Se puede balancear las relaciones?

Dice el autor que si imaginamos el par de platillos de una balanza y ponemos en uno de los lados todo lo bueno que ocurre en el contexto de la relación (y que podemos simbolizar como valioso como el oro) y en el otro todo lo que no nos agrada de la relación (simbolizado por el plomo menos valioso). Luego hacemos una reflexión muy honesta de cuanto oro tiene nuestra relación, encontraremos que los actos de reconocimiento, los halagos, las muestras de afecto y las horas de escucha, comprensión y empatía por el otro puede balancearse poniendo en el otro extremo las críticas, los reproches, la falta de sinceridad y todos los miedos e inseguridades que complican nuestras relaciones.

¿Cómo funcionan las relaciones?

En la química de las relaciones, funciona invariablemente aquella relación en la que el fiel de la balanza se inclina hacia el oro, indicando con ello que el peso de las emociones positivas supera al de las negativas,. Cuando en una relación el fiel se inclina hacia el plomo, significa que el peso de las emociones negativas vence a las positivas y entonces la relación se encuentra en peligro.

El oro y el plomo no pesan igual.

Puestos en una balanza, el plomo pesa mas, esto significa entonces que un acto negativo tiene mucho mas peso que uno positivo en la relación. Y entonces, para lograr una sana relación dar -y recibir- mas halagos que críticas supone ser mas expresivos con el halago y cuidadoso con la crítica.

IMG_0022

Aprovecha todos los días para poner un poco de oro en la balanza:

  1. Una crítica requiere al menos cinco reconocimientos para compensarse. Invierte mas en el reconocimiento y usa la crítica con cuidado.
  2. No todos percibimos con igual intensidad un acto positivo o negativo. Ello depende de la seguridad personal, la sensibilidad y el estado presente de quien lo recibe. Revisa tus relaciones e identifica, si te encuentras al lado de una persona hipersensible, pon especial atención en las áreas especificas y la forma en que haces explícito tu reconocimiento.
  3. Hay espacios indeterminables en las relaciones, donde el mismo acto puede ser percibido de signo contrario por personas distintas. Lo que para uno es oro, otro lo recibe como plomo.
  4. Hay depósitos de plomo que no se compensan añadiendo oro. Hay que vaciar primero la balanza para reconstruir la relación. No se trata aquí de seguir añadiendo peso positivo, sino de descargar el peso negativo aceptando nuestra equivocación, ofreciendo disculpas y permitiendo un espacio para sanar la relación.
  5. Hay depósitos de oro que por la intensidad con que se viven, blindan la relación e impiden que los depósitos accidentales de plomo la pongan en peligro.
  6. Ser capaces de compartir lo que sentimos es un acto basico para mantener en equilibrio la balanza emocional.
  7. La calidad de los contactos en una relación tiene mayor importancia que el tiempo que pasamos al lado de alguien. Hay relaciones diarias que son triviales la mayor parte del tiempo, y otras de esporádicos encuentros que se convierten en profundas y valiosas.
  8. las relaciones donde se han vivido momentos de mucha intensidad, suelen recuperarse con mayor frecuencia que aquellas en las que no sucede nada positivo.
  9. no es posible perdonar a otros, sin antes perdonarnos a nosotros mismos, ni querer a otros antes que a nosotros. La balanza emocional personal es y será siempre nuestra prioridad.
  10. Y lo mas importante: todos los días tenemos muchas posibilidades de regalar oro y alimentar con ello nuestras relaciones valiosas y queridas. Aprovechemos las posibilidades.

1 comentario en “La química de las relaciones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s